21 de diciembre de 2008

Minicuento: Adán y Eva


Fueron dichos por el Señor (así les dijo Él que lo llamaran) que no probaran de la fruta prohibida y así lo hicieron, díjosle también que no se tocaran en sitios pecaminosos y eso ambos lo incumplieron. Eva retiró una noche la hoja de parra entre las piernas de Adán y vio extasiada la gruesa serpiente que debajo de ella se encontraba, cuando la tocó ésta se despertó levantándose sobre sus cojines y llevando con ella al hombre, quien le devolvió la mirada lasciva a la hembra. Como llevado por una voz sedosa y guiado por la serpiente atada a su cuerpo Adán tomó violentamente a su mujer y dejó que el animal la invadiera justo por donde una deliciosa ostra emanaba olores ácidos. Supusieron ambos que el ofidio debía comer de esa concha húmeda y así la dejaron alimentarse. Rítmicamente se unieron en una sola masa y disfrutaron sus sabores. En esto el Señor les dijo, entre sus temblores y calores, que estaban expulsados del Paraíso por dejarse caer en la tentación.

17 de diciembre de 2008

Galería Joe Dalessandro






Noticias: El muso de Warhol, Joe Dallesandro, recibirá un premio Teddy en la Berlinale

Como si Andy Warhol no hubiese sido uno de los genios más grandes de la expresión artística de los años del Glam y la androginia, y que por eso lo recordemos todos los días agradeciendo sus magníficos aportes, ayer en Berlín (Alemania) los miembros del Jurado de los Teddy le otorgaron a su hermoso divom un premio como "icono sexual", recordándonos también que este hermoso Efebo desató en las féminas y los gays los más ardientes deseos carnales que cabía tener en una época como la del destape sexual y el LSD, a las mujeres que podemos disfrutar libremente de hermosos cuerpos como el de él hoy día va dedicado este post. RERC.

Berlín, 16 dic (EFE).- Los premios del Festival Internacional de Cine de Berlín dedicados a la filmografía que aborda la homosexualidad, los Teddy, distinguirán en febrero al actor estadounidense Joe Dallesandro, quien, como "muso" de Andy Warhol, alcanzó estatus de "icono sexual" en los años setenta.

Según comunicó hoy la organización, los filmes de Warhol, Paul Morrissey y Serge Gainsbourg en los que intervino Dallesandro convirtieron al intérprete en una "leyenda" para toda una generación.

"Dallesandro no sólo fue el hombre más bello de su generación en aquella época sino que expuso conscientemente su atractivo erótico para convertirse en objeto", afirmó Wieland Speck, director de la sección de Panorama del festival y miembro del jurado que entrega los Teddy.

Según apuntó, el actor tiene una "apariencia física" que "nunca te cansas de mirar". "Eso es cierto para las películas y para las fotografías, tanto para hombres como para mujeres", añadió.

El premio Teddy Especial concedido al actor coincidirá con su 60 cumpleaños.

En la filmografía de Dallesandro -quien apareció repetidamente ligero de ropa en la gran pantalla- figuran títulos como "The Loves of Ondine", de Warhol y Morrissey, a cuyas órdenes participó en otros filmes como "Lonesome Cowboys", "Trash" y "Heat".

En el comunicado de la organización, el director estadounidense John Waters describe a Dallesandro como un "actor maravilloso que cambió para siempre la sexualidad masculina en la pantalla".

Los premios Teddy se entregan además en las categorías de cortometraje, largometraje y documental y seleccionan películas presentadas en el transcurso de la Berlinale, cuya 59 edición se celebra este año del 5 al 15 de febrero.

15 de diciembre de 2008

Minicuento: El beso


Adrián tiene profundos ojos ámbar y largos rizos trigo, que caen uno por uno en tirabuzones individuales sobre sus hombros. Su piel suave y cristalina está salpicada por aquí y por allá con pecas rojizas, que hacen contraste con su cara de niño travieso, dibujada en un rostro anguloso, de barbilla delicada y con una nariz recta. Sus labios carnosos y acerezados me sonríen mientras dejan escapar su aliento a chocolate y me permiten ver sus casi perfectos dientes, apiñados en su boca pequeña. Personas como Adrián son tan hermosas que parecen irreales, sólo las vemos en pinturas o pasar rápidamente por la calle. Pero algunas veces -y éstas son memorables- nos cruzamos con estos dioses terrenales y tenemos la suerte de poder tocarlos de cerca y permitir que apaguen el fuego que encienden en nosotros. Adrián está a punto, con su mano en mi entrepierna, de hacerme gritar su nombre una y otra vez.

12 de diciembre de 2008

Galería Bettie Page





Noticias: Muere Bettie Page, legendaria 'pin-up' de los cincuenta


Para quien no lo sepa y además disfrute del sexo libre y de cualquier formato de las industrias erótica y pornográfica mundiales, esta mujer de la que leerán en pocos segundos fue la primera que desafió los tabúes tradicionales y abrió las puertas de la libertad sexual que todavía cruzamos, gracias a ella usted señor, usted señora, viven la vida libre que viven hoy. La revolucionaria sexual primigenia era Bettie Page. Disfrútenla.

La ex-modelo, de 85 años, ha fallecido en Los Ángeles tras sufrir una neumonía

El País, Madrid.- Bettie Page, quizá la pin-up más célebre de los años 50 en Estados Unidos, ha fallecido en Los Ángeles a los 85 años tras sufrir una neumonía, según ha informado su agente. Page fue un icono casi omnipresente en la sociedad estadounidense de los años 50. Su salto al estrellato lo consiguió con un posado como Miss Enero en la revista Playboy en 1955. Rápidamente, su cabellera negra y sus curvas generosas se estamparon en posters, álbumes de cromos y juegos de cartas en todo el país.

Hace cuatro semanas, Page fue ingresada en un hospital de Los Ángeles tras sufrir un infarto y ya no recuperó la consciencia, según señaló a la agencia Reuters su agente, Mark Roesler. Page no tenía hijos.

Con su melena morena, sus atractivos ojos azules y su amplia sonrisa, Page se creó una imagen de chica cercana. En sus imágenes aparecía comedida y traviesa a la vez. Eso sí, muchos de sus posados incluían escenas de fetichismo, bondage(práctica sexual que emplea ataduras) y spanking (azotes). Su imagen dio expresión a las fantasías eróticas de varias generaciones. Su imagen inspiró un modelo de voluptuosidad que inspiró personajes femeninos de películas y cómics.

Sexualidad oculta

"Bettie Page encarnaba el estereotipo del optimismo de los cincuenta y al mismo tiempo la sexualidad que se agitaba oculta bajo la superficie", según señalan Karen Essex y James L. Swanson en el ensayo Bettie Page: The life of a pin-up legend (1996). Page se confesaba abrumada por toda la atención que suscitaba, y aseguraba que no se sentía especialmente guapa. De hecho, añadía, tenía que ponerse grandes cantidades de maquillaje para cubrir su grandes poros.

Todo aquello quedó a un lado en cuanto se volcó en la religión. Incluso llegó a avergonzarse de haber posado desnuda. "Pero ahora casi todo el dinero que tengo se lo debo a que posé desnuda", señaló Page en una entrevista con la revista Playboy el año pasado. "Así que ya no me avergüenzo de aquello, pero sigo sin entenderlo".

Ascenso de un icono

Bettie Mae Page nació el 22 de abril de 1923 en Nashville, Tennessee (Estados Unidos) y se crió junto a otros seis hermanos. Siendo niña, su padre fue encarcelado y como su madre no podía hacerse cargo de sus vástagos, la pequeña Bettie y dos de sus hermanas fueron entregadas a un orfanato. Muchos años después, Page describiría a su padre como un obseso sexual que empezó a acosarla sexualmente cuando ella tenía 13 años.

Page fue a la universidad. Consiguió un título de humanidades en el Peabody College, de Nashville. Pronto se trasladó a San Francisco y empezó su carrera de modelo en los años 40. Posaba para el que sería el primero de sus tres maridos. Tras el divorcio, en 1947, Page se trasladó a Nueva York para continuar su carrera. Allí conoció al fotógrafo Bunny Yeager. Una de las instanténeas que le tomó acabó en las páginas de Playboy.

Un hito en 'Playboy'

La imagen mostraba a una Page que guiñaba un ojo a la cámara. Como única indumentaria llevaba un gorro de Santa Claus, mientras decoraba un árbol de Navidad. Fue un momento clave. "Un hito en la historia de la revista", según indicó tiempo después el fundador de la publicación, Hugh Hefner. Para la propia Page no resultó tan rentable. La modelo lamentaría años después que Yeager amasara una fortuna con aquellas fotos. Y, sobre todo, que nunca la compensara.

Sus aptitudes artísticas, sin embargo, no convencieron a algunos legisladores americanos. Page fue citada a comparecer ante el Senado estadounidense. Se trataba de descubrir si había alguna conexión entre la pornografía (en la que se incluían sus imágenes) y la delincuencia juvenil. La aludida nunca acudió, aunque poco después desapareció de la escena pública.

Luego llegaron dos matrimonios más y, lo que fue más grave, la lucha contra la esquizofrenia que se le declaró a principios de los 70. Su regreso a la escena pública tuvo un breve momento de gloria con la película sobre el comic Rocketeer (1991), en la que la novia del protagonista era la propia Bettie Page (encarnada por Jennifer Connelly). Tras aquello proliferaron los clubs de fans y las páginas web, y Page consiguió algo de dinero gracias a la firma de autógrafos y la asistencia a salones y convenciones. Aun así, en las escasas ocasiones en las que concedía entrevistas, pedía explícitamente no ser retratada.

10 de diciembre de 2008

Minicuento: Evangelio


El calor sofocaba las calles y a quienes caminaban por ellas, Santiago, visiblemente afectado por el vaho caliente y seco mojó sus cuarteados labios con su lengua, sin embargo no hubo alivio. Se sentó en la hilera de piedras planas al lado del templo y meditó si entraba y encendía incienso para pedirle a Yahvé un cambio o si seguía su camino; mientras decidía qué hacer el joven peinó su larga y frondosa barba oscura y sacudió sus sandalias y piernas llenas de arena, maltratadas por el largo camino desde Judea. Alzó la vista y vio a los mercaderes vender frente a la sinagoga, las aguateras pasar llenas de alhajas ofreciendo el líquido, los samaritanos buscando a quién robar y a los rabís entrando y saliendo frenéticos del templo. En ese momento notó que varias personas corrían hacia una de las esquinas del lugar con piedras en las manos. "¿Qué pasa?", preguntó, y un joven le gritó "vamos a apedrear a Magdalena, la puta", antes de seguir corriendo. Santiago, como arrastrado por una fuerza demoníaca alzó una roca y corrió hacia donde estaba el grupo y en el momento que alzó la piedra para lanzarla hacia la mujer una mano más fuerte que la de él detuvo la suya, al voltear una luz sobrenatural le impidió ver inmediatamente que quien lo sostenía era a quien llamaban Jesús de Nazareth.

8 de diciembre de 2008

Minicuento: El beso prohibido


Desde pequeña a Alicia le enseñaron que el sexo es malo, y como tal lo vivió durante sus primeras entregas carnales en donde la restricción y los tabúes minaron su placer y el de sus compañeros. Pero Elías, con la atracción totalmente básica que ejercía sobre ella, le enseñó, no con mucho esfuerzo, que el sexo sí es malo, pero en una dimensión diferente a la que su tradición judeo-cristiana le había enseñado. Y así, luego de pocos encuentros, ya no existía hoyo en Alicia que Elías no hubiese violentado. Cierto día, de exploraciones y hambre de piel, Alicia descubrió en ella un talento nato para el sexo oral y orgullosa, cada vez que se desnudaba ante Elías, salvajemente introducía el miembro ácido en su boca de rosas, una y otra vez, saboreando el pecado en un beso prohibido.

5 de diciembre de 2008

Minicuento: Leyenda


La doncella corrió por el bosque asustada. Los golpes que se daba con las ramas de los árboles y con sus troncos poco a poco maltrataban su frágil cuerpo, desnudo en algunas zonas por los arañazos que las ramas filosas hicieron en su batola. Finalmente se encontró en un claro del bosque, rodeado de bayas y arbustos oscuros donde creyó podría descansar de la persecusión del gnomo. Se sentó pálida en el centro del rellano y lloró amargamente, mientras sobaba sus piernas y brazos rotos por la huida a través del boscaje. Sus cabellos rojos enmarcaban románticamente sus grises ojos y finos rasgos, mientras las lágrimas servían para lavar su nívea cara. Allí pasó horas, desesperada e inquieta, atacada por un frío mortal, hasta que -con sus últimas fuerzas- pidió ayuda a los elfos del bosque. Inmediatamente un hermoso hombre, de largos rizos rubios, desnudo y rodeado de un brillo enceguecedor como el diamante mejor pulido, apareció y sonrió ante ella y extendiendo su mano le dijo: "bienvenida".

4 de diciembre de 2008

Minicuento: La despedida


Se vio en el espejo, disfrutó aún sin quererlo las curvas que se dibujaban por debajo de la camisa de seda blanca, el brillo de su piel y el movimiento de sus rizos negros. Una sonrisa se dibujó en el rostro moreno y los ojos oscuros brillaron brevemente. Ante su imagen arregló sus ropas estirándolas delicadamente y sacudió el pantalón negro, retocó su maquillaje y salió del baño. Luego se acostó sobre su cama, reposó su cabeza en la almohada, tomó con una mano la hojilla y cortó la muñeca contraria para después hacer lo mismo con la mano que le quedaba libre en la muñeca faltante. Sangrando tomó la nota suicida, la puso sobre su pecho, y lloró hasta que el cansancio la venció.